lunes, diciembre 15

Eufemia...


Eufemia despertó con sus cuarenta años por fuera y una revolución adolescente por dentro, se miró al espejo y se contó las veinte arrugas de cada lado de los ojos que en perfecta ecuación de suma le resultaban los 40 años de vida puritana...
Se bañó despacio tratando de comprender porque en ese preciso día de su cumpleaños ella sentía la nostalgia de la juventud lejana y la amargura de los años que dicen, deben ser sabios...
Desnuda frente al espejo, se miró las carnes con apenas un brillo amarillento, una que otra línea añeja cruzándole el vientre abultado y se detuvo en sus casi redondos senos que en los años mozos le enmarcaron el corazón.
Se miró el cabello que alguna vez le causó envidia a la luna y se sonrió de lágrimas al descubrirse una cascada de cabellos blancos revueltos entre sus ondas castañas. Siguió contemplándose desnuda, ruborizada por el pudor del descaro por mirarse, se miró los muslos que ahora eran flácidos y sin tibieza, y observó el ensortijado que salía de entre sus piernas, tan negro como se tiene en la mitad de su ahora, entonces, se estremeció de gusto por saber que la juventud apenas se le estaba anunciando.
Tenía 20 años de casada con Diógenes del Valle, un hombre con el sabor del campo y aroma a yerba, de pocas palabras y muchos silencios, de grandes sonrisas y mayores disgustos, de manos torpes, de dientes blandos, de ojos pequeñitos, costumbres arcaicas y sexo primitivo.
Con él, los días pasaban sin apuro alguno, los pocos imprevistos que se daban en el año pertenecían al clima y las noches de los días se diferenciaban por las maneras en que los trastos se ponían sobre la mesa.
Eufemia se había dado a la vida de esposa por herencia de costumbre, mientras que Diógenes se adornaba la vida pregonando que además del apellido a esa mujer le daba casa, vestido y sustento. Así nomás, el resto de los deberes se daban por la gratitud santa del cuerpo.
Pero Eufemia sabía que entre todas las veces que los deberes se daban, el rubor de sus mejillas y la humedad de sus rincones se las debía al recuerdo de aquel hombre que por efímero y audaz, le correspondía la única ocasión en que el placer le había apretado el cuerpo, las caricias y el recorrido del cuerpo eran ciertamente la antesala al paraíso.
Y ahora, que los cuarenta años le anunciaban una nueva década para estrenar, se reconocía mujer a medias, reina sin reino, templo sin Dios, años sin causa.
Se vistió despacio, con el peso de las culpas y los temores, con el temblor de las ansias maduras, con la contradicción de lo prohibido, con la aventura de lo desconocido, con el impulso del sexo y la sensación de lo sentido.
Rezó un Ave María para el perdón eterno, besó el recuerdo de la promesa del para toda la vida, se buscó el mechón de cabellos plateados y los trenzó en un moño, contempló el surco que le lucía en el escote y por primera vez reconoció estar en el lugar equivocado y lejos del hombre añorado.
Guiada por el rumor de su entrepierna y el susurro de sus verdades, tomó un suéter color malva, calzó sus zapatos de abuela recién estrenada y salió dispuesta a encontrar aquel orgasmo que le celebraría la vida.
cieloazzul.
Todos los Derechos Reservados
Copyright ©All rights reserverd.

25 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Espero que los siguientes 40 años le sean más propicios.

Besos.

amor dijo...

si es que la vida manda más que cualquier convención, gracias a dios

s

-Pato- dijo...

¡¡¡Y lo bien que hizo!!!

Ahora sí:


¡¡¡¡ A P L A U S O S !!!!


Capa total con estos Secretorelatos :))

Besos.

calma dijo...

Ella desconoce que a partir de los cuarenta el sexo se vuelve poesía pura... nada más bello.
Bravo cielo, eres única con los cuentos.
Besos

Cronos51 dijo...

Me encanto... te deje un regalo ;)
Ya te comentare lo que pienso de las mujeres de 40...
TQM

Isabel Romana dijo...

Aunque me repita, no puedo dejar de decirte que estos relatos los bordas, te salen magistrales y me gustaría que los prodigaras más. Tienes una sensibilidad muy especial para retratar mujeres, y hace tanta falta... Un beso, querida amiga.

cieloazzul dijo...

Cronos!!!!!
ains!!
gracias!!!!!!!!!
me ha encantado la imágen, eres un solecito!!!
jajajajaja
te las mandas solopara las sorpresas!!
Te quiero mucho!!!:)

angélica beatriz dijo...

Cristi hermosa, con eso del sexo primitivo, me hiciste recordar la novela de Ángeles Mastretta, "Arráncame la Vida".

Eres una escritora excelente sabías?

¿Vas a publicar un libro? Nos avisas :-)

Mil besitos.

Verbo... dijo...

Cualquier edad es buena para empezar, y los 40 suenan sabrosos, buen jugo, experiencia y algo de sabiduria.

Besos ♥

M.

belita dijo...

Bellisimo y además me has recordado a una amiga que siempre rie diciendo que ella a los 20 no vuelve ni loca con lo maravillosa que esta con 45.

Besitos

PIZARR dijo...

Cielo, me encantas estos relatos tuyos de... y sobre mujeres.

Me ha encantado Benigna, pero aún más Eufemis.

Nunca es tarde para rectificar y ya era hora de salir en busca de aquel placer perdido...

Un beso Cielo

Divagando dijo...

Me encanto .... directo y bello

saludos

manolo

Trenzas dijo...

Buenísimo como todos estos relatos breves. Comparto la apreciación de Isabel Romana; los bordas :)
Y es que eres así; bordadora de cuentos poemas.
Un abrazo enorme, Cielitoazzul

white dijo...

ME parece un relato magnífico en todo salvo en la edad de Eufemia, que yo calzo 6 más que ella y desde luego de abuelita recien nanai de nanai.
Feliz Navidad

MaleNa dijo...

Odas a tus letras!!!
Me sumergo en tus textos, convocan mil imágenes distintas.

Los orgasmos, el placer se encuentra dando vuelta la esquina, poniendo el alma en el destello de otra.

Un beso mi Ciela, perdona la demora hoy recién termine con universidad. :(

Te quiero mucho, y más.

Gustavo Tisocco dijo...

te invito a pasar por mi nuevo blog

http://videopoemasdegustavotisocco.blogspot.com/

y Felicidades, muchas felicidades, gus.

Femin Susan dijo...

Your blog is very creative and colorful. your creations are extremely attractive. How did you cope with such ideas?.. Let your creations reach beyond our imaginations.
"A Merry X'Mas and A Happy New Year''

Blue dijo...

Cristina. recibe mi más cariñoso saludo para estas Navidades, que la luz de Belén ilumine tu alma, y la llene de bellas sensaciones.
un abrazo
con cariño
Blue

conny dijo...

Saludos!, pase a saludarte y desearte muy feliz año nuevo...

faladomi dijo...

Hola , soy una nueva visitante en tu blog. Me ha encantado el relato. Está claro, nunca es tarde frente al deseo decidido.
Un abrazo y Feliz Año 2009

janys dijo...

Debemos guiarnos por el deseo,o por el estatus social? Sabes, a esa pregunta siempre le doy la mejor respuesta: vive la vida cada instante. Yo tengo 41 años y a pesar del tiempo y los estragos que ha hecho con mi cuerpo, reconozco su belleza; soy divorciada y hasta ahora voy encontrándole a la vida esos sabores y colores que por mucho tiempo dejé pasar; me gustó tu entrada. Quiero agradecer tu amable comentario a la entrada sobre las fiestas navideñas en casa de mi abuela; me pareces una escritoria excepcional y me encantaría que siguieras visitando mi blog y recibir tus comentarios. Feliz nuevo año, todos los buenos deseos para ti y tu familia. Besos desde León, Guanajuato, México.

sinespacio dijo...

Hola Cieloazzul, primera que te visito y estoy encantado con tus cuentos y con esa realidad mágica. No los he leido todos pero prometo que volveré.
Besos

Estrella del mar dijo...

D onde quieras que estes

O las de paz te alcanzarán

S entirás que de mi llegó.


M uchas VOCES hacen falta para cantar

I ntensamente un himno a la paz

L oas al amor en la humanidad.



N uevo mundo florecerá, queriendo

U nir a los hombres en un gran mesa,

E levando nuestra esencia de hermandad

V ientos de cambios buscarán un camino de

E ternidad

** MARÍA ** dijo...

Cómo siempre tus relatos son estupendos, y te tienen ensimismado desde que comienza hasta que termina.

Gracias a Dios que no todas las mujeres de cuarenta años, han dejado de disfrutar de su cuerpo y han dejado de dar rienda suelta a sus sentimientos.

Besos tiernos y dulces para ti. Te deseo un feliz año nuevo lleno de cosas buenas y bellas.


** MARÍA **

PD: Disculpa mi tardanza por tu espacio. Ando muy ocupada en muchas cosas que me quitan o no me dejan tiempo para otras cómo el blog.

ángel dijo...

Estupendo, celebratorio como la tersa prosa de tu escritura.


saludos...