jueves, abril 23

Hilaria...


Esa noche se besaron a medias, se tocaron con el conocimiento que los años permiten, brevemente se reconocieron.
Hicieron el amor acompañados por el canto de un grillo intruso.
Afuera llovía.
Adentro también.
Unos minutos después cada uno se acomodó sobre su isla durmiente.
No hizo falta apagar la luz.
- Feliz aniversario- Dijo él entre murmullos.
- Feliz aniversario- respondió Hilaria con una sonrisa añeja.
- Te amo- Dijeron los dos para sí mismos.
Y amaneció.
Afuera había un sol inmenso.
Adentro, no paraba de llover.

cieloazzul.
Todos los Derechos Reservados
Copyright ©All rights reserverd.

22 comentarios:

janys dijo...

Me fascina como escribes, es tan erótico, me haces trasladarme a un sitio tan reconocido, tan amado. Gracias por tu visita y comentario. Un beso para ti y hasta pronto.

calma dijo...

Sobran las palabras, sólo sentirlo, porque ese es el sueño, conseguirlo.
Tus letras, como la lluvia, calan.
Abrazos Cris

TORO SALVAJE dijo...

Cristina eres grande.
Muy grande.
Te aplaudo.

Besos.

Fero dijo...

Genial.
Cuando se vive así, no hacen falta paraguas.

abrazo.

Isabel Romana dijo...

Precioso, Cristina. Eso son amores añejos... Un abrazo inmenso.

Aldabra dijo...

¡que solos se sienten estos personajes!
¡y que bien nos lo has contado!
biquiños,

R. J. Woolf dijo...

Lluvia de verano. Cada gota mas calida que la interior.. me imagino.

Un abrazo
Pd: He puesto tu link por alla :D

kukilin dijo...

Es que cuando hay AMOR de verdad, se ignora el frìo ò que adentro llueva màs que afuera; Lo ùnico que importa es permanecer entre los brazos del ser amado.

Besitos de a mil hermosa♥

Verbo... dijo...

Añoro el momento de decir(nos) a la misma vez: "te amo".

Ay, se me erizan las emociones.

:)

Besitos Cielo ♥

Trenzas dijo...

Palabras que no siempre son tan necesarias, porque ya queda dicho todo en los hechos y los hechos son largas frases, resumidas.
Se oyen con el cuerpo, aún cuando la voz no intervenga.
Me ha encantado este breve que da para tanto recordar y, tal vez, añorar.
Un abrazo muy grende, preciosa Cielitoazzul.

LaU dijo...

Amor añejo, no hay necesidad de cubrirse ....


Te quiero cielito!

Mar dijo...

He sentido ternura y cierto desasosiego. Ritual de gestos y ese hablarse para sí.

Como lloverse.

Qué sucede cuándo llueve por dentro?

Muy bello, mujer...
Muy bello

Un gran beso

Claudia dijo...

Cielo Azul,
Qué momento tan lapidario, tan real, tan real, tan real.
Me dejaste muda. Está lloviendo adentro.
Un abrazo,

Mayte dijo...

Pues pura pasión desbordada!!

Ay niña que esa faceta tuya estaba bien escondida...me alegra ue la saques a flote.
:D

Bikiños mil preciosa :D

calma dijo...

Pues no me ha importado nada volver a leerlo, venga... no tardes, otro cuentico de los tuyos...
Besitos mor

Amargos de Mandarina dijo...

¿cómo salir de esas islas cuando la triste lluvia interior se instala ?. Complicado!
Felicitaciones me gustó tu letra.

Nelson Diaz dijo...

Pues fijate que frata sorpresa, ya habia disfrutado de este espacio, y en algun momento le perdi la huella, brillante mi querida amiga, otro espacio para disfrutar de tus admirables talentos. Un abrazo cordial desde mi querida Venezuela.

Pepa dijo...

Bello relato, pero con sentimiento, y te diré amiga que... la lluvia de adentro es la que mas "molesta",verdad??

PIZARR dijo...

Acomodada rutina que ni la lluvia ni el sol del exterior altera.

Adentro seguía lloviendo.

Un beso Cielo

Divagando dijo...

Grato leerte azul y como plasmas estos pasares, esa monotonia que nos mata y que a veces creemos que esta bien. Me gusto compañera

Un abrazo...............Manolo

IGNACIO dijo...

Ojalá pasen noches y días oscureciendo y amaneciendo de la misma manera.
Bs.

ángel dijo...

Ese adentro y afuera, con el gran Cronopio asintiendo, allá en el fondo, la tersura de esta prosa. Gracias por la inmensidad del sol y la lluvia incesante.



Saludos...