viernes, junio 1

Margarita


imagen:Claus Wickrauh.
MARGARITA...

Margarita tenía las caderas de fuego, un rostro angelical y los cabellos como cascada en furia, inteligente y casta, vivió esperando encontrar su destino al lado de un hombre que no sólo fuera guapo, sino con suficiente soporte económico y una carrera en ascenso.
Encontró su sueño justo cuando conoció a David, el mayor de 5 hermanos y primogénito de una de las familias de mas abolengo en el sur.
Se casaron como Dios manda, ella en su manto albo y blanco; él con un sobrio frac antiguo.La noche de bodas fue protocolaria, debido a la ingenua potestad que ella sugería a su ahora marido, 10 años mayor que ella y con una vida anterior sin reservas.
Margarita, pronto quedó en cinta, feliz como toda mujer realizada, vivió la transformación de ese cuerpo de porcelana y disfrutó ver crecer su anatomía empapada de la cursilería maternal, mientras tanto, David, disfrutaba de la perfección hogareña, siempre todo en orden; con la perfumada presencia de su mujer, no se preocupó nunca por cerciorarse si el bebe en camino era producto de una noche apasionada con orgasmos jocosos, o un hasta mañana legítimo de todo recién casado.
Durante los siguientes 5 años, Margarita vio su cuerpo transformarse, por aquí su vientre se contraía, que al paso de unos meses comenzaba nuevamente a elevarse, entregada hasta el cuello a la maternidad, a la monotonía de los biberones y los lienzos, Margarita creyó que el matrimonio tenía al sexo como ingrediente inminente para formar la familia.
Por su parte, David no perdió experiencia, no le faltó una caricia clandestina, un carmín sobre los labios, una excusa laboral perfecta para despertar en madrugadas ajenas.
Margarita cumplió los 30 años envuelta en una soledad abismal y contradictoria, con cuatro almas rodeando su tiempo y un esposo perfecto que respetaba el cansancio con singular honor, se limitó a verse tras el reflejo del espejo y realizarse pasmadamente bajo la sentencia del deseo añorado.No quedaba tiempo para un descanso, desde que Margarita despertaba para besar tímidamente los labios de su esposo, ya había obligaciones retrasadas, el desayuno a tiempo, la correspondencia en orden, la casa en funciones, el promotorado de la iglesia, la visita a los ancianos, recoger a los niños del colegio y servir la comida con parsimonia y paciencia, esperar a su esposo a comer y contemplarlo mientras él hablaba sin respiro de los nuevos proyectos políticos, por la tarde, apenas el reloj daba 4 campanadas, Margarita corría de un lado a otro, clases de violín, clases de gimnasia, la doctrina, el pan recién hecho a las 15 menos 7, la cena, las pijamas, la oración del ángel de la guarda, el cuento de la " vieja maga", el té para el sueño placentero de David, y una rosca de azúcar para ella, que mordía con calma, con tiempo, sola , sobre la mesa desordenada.
Cualquier mañana podía ser la misma, Margarita apenas disponía de 15 minutos para enfundarse en sus atuendos de algodón colorido, torcerse las pestañas con la misma cuchara con que endulzaba el té de su esposo, y perfumarse el cuello con la impaciencia del caldo para la comida.
Una mañana de tantas, Margarita se encontró con la despensa incompleta, requería de orégano y azafrán para el menú inventado, sin quitarse el pequeño delantal, se dirigió al almacén mas próximo; entró en él, tomó una canasta maltrecha y se sirvió de tantas especias como consideró.
Llegó al pequeño mostrador en una esquina, aguardó unos segundos pues no había nadie que le pesara la compra, al no obtener respuesta, golpeó la madera con el puño impaciente al tiempo que decía con voz firme..
- ¿ hay alguien aquí?-Apareció Ramiro, joven de cabello color canela, ojos risueños, mordiendo nueces con los dientes.
Margarita se sintió avergonzada por su actitud prepotente y se disculpó con un
-!hola!- sonriente.
Ramiro, saludó con simpatía, tomó la mercancía encimada en la canasta, con delicada calma, pesó, uno por uno los ingredientes seleccionados; Margarita experimentaba al paso, una sensación conmovedora, mirar la ternura con que ese hombre tomaba en un puño cada frágil hoja perfumada, la acomodaba con caricias inmediatas para volverlas a poner sobre una pequeña bolsa de papel ruidosa, la tenían absorta, no pudo evitar sentir sus ojos llenarse de lágrimas.
Durante los siguientes días, Margarita no recurrió a la despensa prevista, inventó todo tipo de comidas con diferentes especias, sin siquiera tener los caldos listos, se alisaba el cabello y después de dejar a los niños en el colegio, pasaba al almacén para surtirse repetidas veces de los mismos aromas.
Justo cuando metía sus manos en el costal del anís en polvo, Margarita sintió la presencia de Ramiro por detrás, un tanto inquieta se apresuró a servirse dos puños mas, Ramiro, puso su mano sobre la de ella, en movimientos de compás, pusieron en el canasto 10 puños, pasaron a las ciruelas pasas, con la mano de Ramiro sobre la suya, 5 puños, sobre la canela, 3 rollitos, la mano de ese hombre la tenía alegóricamente atada, a pesar de que en cualquier momento podría entrar alguien al almacén, Margarita se dejó cubrir la mano por una piel mercenaria, la espalda por una respiración serena, el cuello por un silbido húmedo cortante.
Pasaron a la trastienda, Margarita con los cabellos revueltos y la canasta en medio de las manos, Ramiro, con la respiración perfumada y las manos ágiles, bajó una cortina, le besó el cuello, le desabotonó la blusa, le comió los pechos, la desvistió completa.
Margarita, no soltó la canasta, cerro los ojos; se adormeció el olfato con la mezcla de olores, se mordió los labios rezando un ave maría.
La recostó sobre los sacos ásperos de especias frescas, le ató las manos hacia unas pequeñas argollas que colgaban oxidadas, le mojó el cuerpo con saliva tibia, le mordió los pezones hasta ponerlos encendidos; les espolvoreó anís hasta adormecerlos; hizo dos surcos con su lengua por su vientre, los cubrió de orégano haciendo zig zag, le separó las piernas con besos, humedeció su sexo con su lengua, la recorrió con la yema de los dedos e introdujo en su sexo, una a una las ciruelas pasas; hasta que Margarita comenzó a sentir el sabor dulce por su garganta, flexionó sus piernas hasta trabarlas con dos cintas de algodón púrpura, al tiempo de besarle la entre pierna fue espolvoreando canela por su zurco; Margarita contenía la respiración por temor a delatarse, no sabía si había gente esperando por el tendero, temía que el deseo se frenara por un mal respingo, comenzaba a gozar.
Ramiro se tomó el tiempo justo, para tallar aquí, probar allá, sentir mas allá; Margarita mantenía los ojos cerrados; el rosario comenzado y el placer a punto de hervor, cuando sintió los dedos de Ramiro abrirle la boca con deseo, jugándole la lengua; tocándole la garganta, hasta hacerla arquear; abrió los ojos para encontrarse con el sexo de Ramiro entrando en su boca, Margarita entonces sintió todo el pudor sacudirle la indecencia, sin jamás una experiencia de tales dimensiones, intentó confundir las nauseas y no parecer ridícula, el instinto la ayudó, comenzó a lamer como cuando niña lo hacía a la cazuela del caldo, a rodear con su lengua como cuando al turrón de almendras, a morder como a la panela de las mieles, a sentir la mezcla de las especias sazonarle el cuerpo añejo, comenzó a sentir hervir sus deseos al compás del desenfreno desconocido, dos, tres contracciones, tres sacudidas, 5 gotas de sudor golpeándole los ojos, una oleada de sabores hirviendo, atravesándole la garganta.
60 minutos después, Margarita probaba el menú del día, un nuevo invento de su ya costumbre improvisada, pollo en salsa de ciruelas pasas, torrejas con jarabe de anís a la canela y vino de sus jugos.


cieloazzul
Todos los Derechos Reservados
Copyright © All rights reserved

55 comentarios:

** MARÍA ** dijo...

Dios mio!! pero de donde ha salido este texto, de que mente tan suculenta y abierta?

De veras me ha fascinado tanto, tanto que voy a volver a leerlo. Es realmente una pasada de historia, como que dan ganas de que siga, y siga.

Porque Margarita se lo merece después de una vida tan rutinaria y desprovista de cualquier emoción.

No las tiene el marido? pues Margarita no es de piedra.

Bien por ella!!

Besos amiga, feliz fin de semana.


** MARÍA **

DE-PROPOSITO dijo...

Olá.
Um texto com uma formosura inolvidável.
Fica bem.
E a felicidade juntinho de ti.
Manuel
deproposito@sapo.pt

Juan Lucas dijo...

No dejas de sorprendeme Cristina. La próxima vez avísame pues por favor no puedo volver a leer algo como esto, aquí en la biblioteca, que me van a mirar raro.
Uffff, debieron acabar agotados.. felizmente agotados...
Muy bueno.
Besos mil.

modes amestoy dijo...

tristeza para escapar a otros brazso, alegría por encontrarlos...
histoeia llena de tiempo y de silencios rotos.
Muy bella.
Un abrazo

fab/ dijo...

Esa rutina, acaricio el ingenio de Margarita. Separada de una realidad entrego sus tiempos al amor, los aromas hicieron el resto.
Te dejo besos Cielo.

Tsunami dijo...

Margarita inteligente...

Ojala dejara al marido, no se merece esas comidas.

Un abrazo enorme y con ojos abiertos.

spadelosviernes dijo...

Excelente mezcla de dulzura y pasión, sazonado con las especias adecuadas. Felicidades.
Besos

TOROSALVAJE dijo...

Hala, ya me has dado del domingo, voy a parecer la antorcha humana, jajajajaja.

Un besooooooooooooooooooo

-Pato- dijo...

Te dije ayer que Margarita merecia tiempo para ser leída y no me equivoqué.

Y merecia tiempo para ser amada, qué bendito el dia que se quedó sin especias.

Cielo, esperá...









Me fui a traer el banco mas alto que encontré y desde allí me subo para gritarte



¡¡¡¡¡¡GEEEEEEENIAAAAA!!!!!!!!!!!

Dios mío, mira cómo me has dejado, jamás volveré a probar el pollo con salsa de ciruelas sin pensar en Margarita.

Un fuerte abrazo.

JeJo dijo...

Es inevitable que no se me dibuje una sonrisa cómplice cada vez que leo tus secretos. Este es para savorear. Como a Margarita.

(voy a practicar con estragón, lo juro)

Un beso.

Hechicera dijo...

Eres buena..en lo que cuentas..

Me encantas..!!!!!

Muchos besos amiga...

cieloazzul dijo...

María!
Muchas gracias!!!
he sonreído cuando preguntas de donde ha salido éste secreto!! de que mente!! jajajajaa
y bueee...
de repente como que me dió un ataque de pudor!
jajajajajjajajaa
Gracias mi niña por tus palabras, es un placer tenerte aquí:)
Besos!!
******************
Manuel!
Muchas gracias!!
Bienvenido a los seretos:)
besos!!

Cronos51 dijo...

Me haz dejado con la boca abierta.
Mira que texto, que historia nos dejaste ahora. Como dice pato, ahora quien podar evitar que ciertas comidas nos recuerden a Maragarita.
TQM

Luli dijo...

Fragil, dulce y muy ingeniosa...

Mi beso

yole dijo...

Me encantan las torrijas con canela...
Besos anisados.

zooey dijo...

Ay Dios, Cielo, uno siempre se deja caer en tus secretos sin saber bien cómo acabará. Bueno no, más o menos sabe cómo acabará, pero no sabe bien el recorrido.

Me dejas con una mente llena de olores de especias mezclados con la madera vieja del almacén, con la música casi inaudible de los jadeos de margarita, con el vuelo cenital de ese abandono en el placer de una Margarita apasionada que imagino dule y delicada.

Me descubro una vez más ante tí, escritora enorme y persona hermosa.

Un beso.

FRAKTAL dijo...

Ole por Margarita, que volvio a sentir en sus venas la salsa d la vida.
Y ole por ti!!!
Un beso

∂Væ ƒæNiX™ dijo...

Una historia llena de deseo, que transmite tanto y evoca emociones... sin duda... un abrazo!

cieloazzul dijo...

Juan!
oh!!!
seguramente en la biblioteca se percibirá un tenue aroma a anís....:)
jajaja!
Mil besos querido amigo:)
*****************
Modes!
Muchas gracias...
ésta es una historia que despierta antojos y refríe deseos....
Mil besos!!
*****************

cieloazzul dijo...

Fab!
La aventura de probar nuevos sabores, las ansias guardadas en el baúl de los cotidianos...
Gracias por tu presencia..
besos!
****************
Tsunami!
Margarita ha sido atrevida en sus antojos, en sus creaciones...
aunque no sé exactamente si habrá vuelto a inventarse un menú nuevo...yo espero que si!
jaja
Mil besos mi niña!
****************

cieloazzul dijo...

Spa!
Muchas gracias...
una mezcla de agasajos !
Mil besos:)
***************
Toro!
jajajajjaa yo como que se me antoja mirar esa antorcha.. ahumm!:$
bueee.....
salvaje debe ser!
jajaja
Mil besos querido mio:)
****************

cieloazzul dijo...

Patito!
jajajajja amiga...
vieras que yo a las ciruelas les tengo respeto por que me recuerdan a la Margarita!
ays!!
de repente ( confiesolo) como que se me antoja inventarme un menú exclusivo! jajajajajjajaa
ays!
Gracias por tu cariño amiga!!
mil besos!
***************
Jejo!
Muchas gracias querido amigo...
a mi también me resultan sonrisas cuando se que vienes a e´sta casa tuya:)
mil besos!
***************

cieloazzul dijo...

Hechicera!
Muchas gracias mi niña!
honor que me haces con tus palabras1
mil besos!
****************
Cronos!
Bah!
sagerado tu siempre:)
ya sabes....
los secretos que son guardados por un tiempo, cuando se revelan, siempre dejan cierta aventura de antojo;)
mil besos..
tk.
*****************
Luli!
Muchas gracias!!
Bienvenida:)
****************

cieloazzul dijo...

Yole!
A mi también...
sobre todo cuando el cocinero tiene gorro amilbarado:)
je!
mil besos!!
******************
Zooey!
Te acuerdas que te comenté que con la Mastreta me unía algo especial??
pues es este escrito que yo hice hace muchos años!!!
cuando leí aquella obra que tu sabes es mi favorita, me quedé de una sola pieza... fue como una señal de complicidad y más....
esa coincidencia de ideas a mi me entusiasmó tanto, que seguí con la unica ilusión de rescatarme de mis fantasmas...
Mil besos querido amigo...
Muchas gracias, siempre, por tu aprecio y presencia...
tqm:)
********************

cieloazzul dijo...

Fraktal!
Muchas gracias!!
y sí!
Olé por Margarita:)
Mil besos!!
*******************
Ave!
Muchas gracias amiga mia!
siempre es un placer leerte y tenerte en casa!
Mil besos!
******************

DE-PROPOSITO dijo...

Só deixar uma saudação.
Um beijinho.
Manuel

cieloazzul dijo...

De-proposito
Muchas gracias!!
un placer tenerte en casa:)
besos!!
****************

Mariluz Barrera González dijo...

Amiga, no me hagas esto por favor y menos en estos momentos en que me encuentro en crisis existencial...

es un texto hermoso, entiendo perfectamente a Margarita, con la rutina diaria es fàcil olvidarse de que se es mujer, pero lo que mas duele no es que uno lo olvide sino que nuestros esposos nos dejen de mirar de esa manera.

Un beso grande y gracias por este texto que se lo enseñaré a José y ya te contaré que pasó después.

AlegriadeQuerer dijo...

wao quede impresionada con este escrito. eres magestuosa. amiga un beso Alegria

AlegriadeQuerer dijo...

CREO en los afectos, en la ternura, en LOS AMIGOS...
En Nuestra amistad Creo que nunca es tarde para comenzar de nuevo... para hacer caminos, para lograr que todos vivamos dignamente y en PAZ...

CREO en el regalo de tu amistad

TE QUIERO MUCHO YUDELKA

Hechicera dijo...

Maravillosa como siempre....

Mil besos, amiga..!!!

Gabriela Monroy Calva dijo...

Es un texto suculento que aunque con muchas especies, no se excede en sazón....Ummmm a partir de ahora no podré volver a usar las especies sin gozo erótico...¡ graciassssssss!
Un beso
Gab

Dédalus dijo...

Eres estupenda, Cristina. Hay que ver cómo nos has llevado hasta esa especie de rebotica, en la que pasión ha bendecido tan feliz encuentro.
Pícara, eres bien buena!

Un beso bien beso.

cieloazzul dijo...

Mariluz!
Amiga! comprendo lo que me dices!!
ufff que te comprendo!!!
y siii!!
cuentame que ha dicho José!!!
por que es sumamente importante que los hombres se atrevan a probar el sazón de quienes tienen al lado;)
Mil besos queridisima amiga:)
*****************
Yudel!
Muchas gracias amiga!!
tu amistad y presencia siempre son un lujo en mi vida!
mil besos mi niña!
****************

cieloazzul dijo...

Hechicera!
Muchas gracias querida amiga!
un honor tenerte en los secretos:)
besos!
*****************
Gab!
jajaja ppara que son las especias! si no para quedarse con su aroma y sabor entre los deseos y recuerdos...
Mil gracias por tus palabras y presencia:)
Mil besos!
********************

cieloazzul dijo...

Dédalus!
jajaja sonrío al leerte...
y me saboreo ese beso bien beso... junto con el aroma de tus presencia... que me sabe a anís ;)
mis besos sancochados:)
**************

Hulde Ayala dijo...

uff!! sin palabras...

saluditos!

Nube Viajera dijo...

waoooooo!!!!!

Que historiaa!!!

vaya manera de narrar y llevar al lector por cada una de tus letras.

me quedé muda... y me encantó la historia

Nube Viajera

MC dijo...

una caricia de post en reflexion, te mando un abrazo

cieloazzul dijo...

Hulde!
Muchos besos!!!
Gracias por estar aquí:)
***************
Nube!
Muchas gracias mi niña!
Una historia cotidiana y de antojos:)
mil besos:)
****************

cieloazzul dijo...

Mc
Muchas gracias:)
un placer tenerte aqui...
besos!
**************

yole dijo...

Y sin gorro almibarado también...besos de miel y mail.

Sharm dijo...

nice work
I like it
thank you and have a nice day
:))

cieloazzul dijo...

Yole!
Con gorro y sin él...
me inventaría un menú de disfrute prolongado;)
mil besos... voy...
*****************
Sharm!
Gracias!
Bienvenido:)
******************

LIBIDO EN EL MAR dijo...

guao, que historia!!!

pero de que Margarita merecia salir de su rutina... si que lo merecia, que marido para mas machista, bien merecido se tuvo el cuernazo.

Muy linda historia, impresionante y bella.

Saludos.

YESENIP.

B E L M A R dijo...

*






¿Qué pasaría si nos dejáramos llevar por nuestros deseos?






*

cieloazzul dijo...

Libido!
Muchas gracias!!
Margarita se dejó cocinar un instante...
y se volvío experta en el el sazón:)
Mil besos!!
*********************
Belmar!
seguramente comenzaríamos a vivir en consecuencia...:)
Mil besos!
*********************

David Blázquez dijo...

Desde Madrid, te seguiré más a menudo. Te enlazo.
Gran blog!

cieloazzul dijo...

David!
Muchas Gracias!
Un placer tenerte en casa:)
besos!
***************

B E L M A R dijo...

*

YO SOY TU SICOANALISTA...

TE RECUESTAS SOBRE MI DIVÁN...

HÁBLAME DE LO QUE QUIERAS,
SIN RESTRICCIONES NI INHIBICIONES,
PROCURA IR ASOCIANDO LIBREMENTE TUS IDEAS...

*

( -VER "HIDROMIEL"- )

B E L M A R dijo...

*

YO SOY TU SICOANALISTA...

TE RECUESTAS SOBRE MI DIVÁN...

HÁBLAME DE LO QUE QUIERAS,
SIN RESTRICCIONES NI INHIBICIONES,
PROCURA IR ASOCIANDO LIBREMENTE TUS IDEAS...

*

( -VER "HIDROMIEL"- )

Ariadna dijo...

Uaaau Cielo azul,

me ha encantado, yo quiero ser margarita!

Muy sensual y evocador y, es que qué tendrán las especias que es olerlas y volvernos locos

besos

Aleksander Nagi dijo...

Cielo Azul,

Cuando se pinta un cuadro de letras de esta manera, la mente queda en blanco y las palabras se pierden en un laberinto y quedamos cortos en expresar…

Lo único que se puede decir es ESPECTACULAR….
Felicitaciones…
No dejes de pintar….
Azul es el cielo y bonita es la vida observando sus estrellas….

Aleksander

cieloazzul dijo...

Belmar!
Ays!
un diván....
:O
besos:)
************
Ariadna!
Jajajaja! Bienvenida:)
Yo creo que todas somos un poquito de Margarita:)
Mil besos!!
***********

cieloazzul dijo...

Aleksander!
Muchas gracias...
es un honor tenerte en casa...
tus palabras me han puesto el día azzul, azzul:)
Mil besos!!!
BIENVENIDO:)
***********